lasargantana

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
inicio

Sierra de Crevillente

E-mail Imprimir PDF

 

Fuente Antigua de Crevillente

Blog interesante

fotos Manolo

fotos Joan

fotos Rosario

SIERRA DE CREVILLENTE-SECTOR OESTE

3ª salida del Curso 2017-18

Fecha: 11 de noviembre de 2017 (San Martín)

Lugar de encuentro: Desde el pueblo, tenemos un par de km hasta el Puerto de Albatera (495 m.s.n.m.)-, en el km 11 de lacarretera de Albatera a Hondón de los Frailes. Cuidado con el cambio de rasante al llegar al puerto de Albatera y en la bajada –la carretera está en perfecto estado, pero no tiene arcén y puede aparecer algún ciclista en una de las curvas que vienen a continuación, a izquierda y derecha, hasta la entrada a la casa de la Algüeda, a la izquierda, a pie de carretera, cuando se abre el paisaje, alrededor del km 9.

Hora: 9 de la mañana

Recorrido: Casa de la Algüeda-Final del Barranco de la Cueva-Cárcavas-Cueva de Jaume el “Barbut”-Mirador-Cerro los Tiesos -El Picachu (819 m)-Sant Yuri (815 m)-Collado Els Anouers-Senda/Barranco a San Cayetano-Parque de Montaña S. Cayetano (Crevillente)-Collado del Picachu-Umbría de la Mediana-Cruce-La Algüeda.

Longitud de la ruta: unos 17 km.

Dificultad: la justa para hacer deporte y disfrutar.

Recomendaciones: agua abundante, ropa de abrigo –en las cumbres corre el aire- y linterna/frontal y cordino grueso para la cueva.

Como es excursión otoñal, recupero la foto de un cuadro del amigo Paco Aliseda. Cordobés, palentino, bilbaíno, cordobés otra vez y onubense en la actualidad. Sigue alentando la famosa y diminuta revista Veneno (poesía, diseño pintura…).

La sierra de Crevillente forma parte de las estribaciones penibéticas del sur de la provincia de Alicante. Se trata de una sierra formada por materiales calizos, de fuertes pendientes y marcados barrancos, cuyas cimas principales son La Vella (837 m.), Sant Juri (813 m.) y Sant Gaietà / San Cayetano (818 m.).”



Aparcamos en la finca de La Algüeda. Las obras que vemos al inicio tienen como fin la construcción de un embalse de agua en la zona denominada Los suizos. Pasamos por la desembocadura del Barranco de la Cueva en la Rambla de la Algüeda. A nuestra derecha, hay una zona de cárcavas magníficas, por la que hice una incursión un día. Encontramos sales, plantas halófilas (fotos 6,7 y 8), yesos (17)… Giramos a la izquierda en el cruce con indicaciones –regresaremos por la senda que baja con la Rambla de la Cueva- y nos dirigimos a la cueva del bandolero Jaume el Barbut, en cuya entrada, después de la visita, podemos almorzar. Tendremos el sol de cara y podemos estar al socayo del estribo rocoso. El mar al fondo. Echamos hacia la umbría de la sierra, dejamos el camino y cogemos una senda (han colocado poste). Visitamos la casa rupestre –buen refugio en caso de lluvia- y tiramos para arriba hasta el collado. Nos asomamos al peñón de Los Tiesos, desde donde tenemos ya unas amplias vistas con contraste de paisajes. Otro tirón y llegamos a El Picachu/puig de Sant Gaietà/San Cayetano (818 metros), desde el que, si tenemos un día claro, apreciaremos la sierra de Callosa, la de Orihuela, Espuña, de la Pila, Carche, Algaiat, La Zafra, Maigmó, La Vella, el Campanar, Fontcalent, Tabarca, Cabo de Santa Pola, El Hondón, laguna de La Mata y salinas de Torrevieja, cerro de la Fuente y sierra Minera, y…

Es lugar de encuentro, de tertulia e intercambio de información. Corre buen aire y uno se siente casi dueño de lo que ve, de lo que conoce y de lo que se ha currado con su sudor. Hemos ganado perspectiva, que brinda vistas con sensación de lejanía, por donde trascurre el segundo cuarto de la excursión (fotos 1,15-16). Hay un rinconcillo soleado y libre de viento (“porque guardamos como rincón de sol en la cabeza” -P. Guerrero-), donde podemos descansar un rato y departir. Al lado hay un arco natural, enmarque para unas fotos del sector este (3). Lugar para fotos.

Seguimos la senda que baja al collado –del que arranca una terrible bajada-y volveremos a subir, en este caso a San Yuri (813 metros). Bajamos al collado dels Anuers. Tomamos la senda con dicho nombre, que tiene tramos bonitos, pero es desagradable ver la erosión producida por las bicis de montaña (11 y 12). De modo que nos descolgamos por el barranco, más verde y fresco, que tiene más variedad botánica y ofrece unos buzamientos guapos (10). Debe ser impresionante la bajada de aguas encajonadas.

La comida, en S. Gayetano (he puesto en las mesas un cartel de Reservado tal día de… hasta tal hora). Aquí estuvimos hace años, cuando el paraje tenía el encanto romántico de las ruinas y las hiedras. La zona es conocida también como Els anouers. Pero no encontramos los nogales (muy asociados a conventos).

La restauración de la pequeña iglesia de un pequeño convento (9, 13, y 14) ha sido -¡cómo no!- polémica, y con razón. El entorno ha sido excavado. Las evidencias arqueológicas invitan a sospechar de que en algún tiempo hubiera eremitas en la zona (hay abundantes cuevas y Hondón de los frailes está cercano: sería como un “desierto” –eremus en latín-, un lugar retirado y de retiro). Es fácil asociarlo al Convento de Santa Ana (Jumilla) en cuanto al enclave.

La vuelta, tras subir al collado del Picaxtu, por la senda pegada a La Mediana y al Barranco de La Cueva. Nos lleva hasta el cruce con Mirador y La Algüeda. A nuestra derecha quedan las cimas que hemos hechos por la mañana, con riscos abruptos que contrastan con el azul celeste.

Si nos hemos dado maña y no nos hemos entretenido, podemos parar a tomar algo en el Hondón de los frailes, bien sea en el Restaurante 28 o en el irish pub The new valley.

A continuación se adjunta una referencia sobre el bandolero que da nombre a la cueva y dos sobre S. Cayetano. Más abajo, dos sobre terremotos.

Jaume “El Barbut”

Jaime José Cayetano Alfonso, más conocido con “El Barbut” (El Barbudo), era un crevillentino humilde nacido en el 1783 que se dedicaba a cuidar ovejas en la Sierra de Crevillente y viñedos en Catral. La mala suerte hizo que tuviera un problemilla con un bandolero de la zona y en el forcejeo Jaume lo hirió de forma mortal. Por el miedo a las represalias, abandonó a su familia y se fue a la sierra a vivir.

Allí se unió a un grupo de bandoleros y se dedicaban a asaltar a comerciantes y personas nobles para luego compartir el botín entre los más necesitados, a lo Robin Hood. Poco a poco se fue haciendo popular gracias a su agilidad a la hora de escabullirse entre las montañas y a su satisfactorio combate contra el ejército de Napoleón. Uno de los sitios en los que se escondía era en las cuevas y simas (cavidades que contienen un pozo o conducto vertical) de toda la sierra, ya que se la conocía a la perfección gracias a sus años como pastor.

Su historia terminó cuando varias de sus personas de confianza lo traicionaron y la justicia lo apresó. Murió ahorcado en la Plaza de Santo Domingo (Murcia) en el 1824, pero su leyenda se extendió gracias al boca a boca. De hecho hay un dicho local que dice “Eixe es mes lladre que Jaume el de la Serra” (Ese es más ladrón que Jaime el de la Sierra).

 

Ermita de San Cayetano

 

(Parque natural de San Cayetano) – tomado de manuserran.com; los destacados son míos)-

«Esta ermita, que forma con las de Santa Anastasia y la Purísima el trío de las más antiguas de Crevillente, ha sido, sin duda, la más emblemática por los abigarrados sucesos que en ella tuvieron lugar.

Se emplaza en la Sierra de Crevillente, a poco trecho del Picacho de San Cayetano; se accede desde la carretera de Albatera, una vez pasado el camino que lleva a la zona de Los Molinos, y por el Campo de Tenis hasta llegar al paraje natural de la Palalla. A partir de aquí, tres kilómetros de camino de tierra y tortuoso llevan al Parque Natural de San Cayetano.

Se puede desestimar lo dicho por Montesinos (1) de que fue fundada "en tiempo inmemorial por los Señores Obispos de Cartagena, que entonces gobernaban la que hoy es Diócesis de Orihuela", por cuanto San Cayetano de Tiers fue beatificado por Urbano VIII el 18 de octubre de 1629, fecha en que la Diócesis de Orihuela ya había sido creada en 1564. Tampoco parece acertada la opinión de que fuera promovida por los vecinos, pues las casas por aquellos lugares debían ser pocas y además bastante lejanas. Más plausible, según Gonzálvez Pérez (2), es la tradición crevillentina de que fue la Duquesa de Arcos, Señora de Crevillente, que estando en Roma cuando se canonizó a San Cayetano el 12 de abril de 1671, se trajo a Crevillente una imagen del Santo y levantó una ermita en la finca de su propiedad llamada la"Dehesa", cuya fecha de construcción se puede datar en los años 1672 ó 1673.

El primer dato escrito es un documento del Archivo Municipal de Elche que habla de la ermita y su ermitaño, de mayo de 1693, y es una carta dirigida al Duque con motivo de un incendio habido en la Dehesa y nombra la ermita y al ermitaño.

La vida del Santuario fue azarosa. La festividad y romerías alcanzaron gran esplendor a mediados del siglo XVIII. Como consecuencia de algunos abusos, Montesinos (1) hablará de "desmanes y pecados gravísimos" y explotación desordenada de la fe, aumento de la superstición, etc., por todo lo cual, el obispo José Tormo, mandó derruir y echar por tierra esta ermita, y trasladar el Santo a la Parroquia. Puig Fuentes aventura la fecha de 1780.

Habiendo fallecido el obispo Tormo, se restauró nuevamente la ermita, e inauguró el 5 de enero de 1792. El poco tiempo transcurrido desde la muerte del obispo, el 26 de noviembre de 1790, a la nueva inauguración de la ermita sugiere que no había sido demolida del todo. A partir de este momento la vida del Santuario es, si cabe, todavía más borrascosa. Desde su reinauguración figura como capellán del Santuario don Cayetano Ardid, el cual se niega a pagar las 80 libras anuales que el Santuario pagaba a la parroquia, lo que da lugar a desavenencias, denuncias y pleitos. La muerte del capellán don Cayetano Ardid, lejos de amainar las discordias las encona pues dos hermanos del mismo se hacen fuertes en la ermita desoyendo cualquier autoridad, y fomentan, en 1820, un motín que entra a la fuerza en la iglesia parroquial, en la que a la sazón estaba la imagen de San Cayetano y se la llevan a la ermita de la sierra.

Según Gonzálvez Pérez (2), en 1826 el Ayuntamiento y el clero se ponen otra vez de acuerdo para trasladar la imagen a la Parroquia y derribar el Santuario. Como consecuencia, debió ocurrir como en la primera vez, el entusiasmo por el Santo se debió perder bastante, si bien la fiesta continua celebrándose en Crevillente, incluso se ha levantado una nueva parroquia con tal advocación.

La ermita se encuentra muy adentrada en la Sierra de Crevillente, al pie del picacho de San Cayetano. De sus restos se pueden deducir algunas características que la convierten en una construcción muy interesante dentro de su género. Se trataba de un edificio formado por el templo y los anexos conventuales o del ermitaño. La estructura era de muros de mampostería, que oscilan entre 40 y 70 cm. de espesor y cubierta por bóveda y cúpula, terminadas con teja curva.

Dado el desnivel, el muro de poniente era muy alto y estaba dotado de gruesos contrafuertes para contrarrestar las presiones.

La planta, en cruz latina, medía 13,60 por 4,00 metros; tres pares de pilastras señalaban cuatro crujías; por la primera, a la izquierda se accedía a algunas dependencias; el tercer tramo era el crucero y el cuarto, el presbiterio, a cuya izquierda había un acceso a la probable sacristía; el testero, recto, tenía una hornacina rectangular de poca hondura en la que, sin duda, se alojaría un cuadro del Santo. Se conservan los muros hasta una altura de 3,75 metros, donde corre una cornisa de unos 30 cm. de ancha y 25 cm. de resalte; está formada por un toro y media caña entre fajas y listeles; en su parte superior arranca la bóveda. Las pilastras se rematan por capiteles muy sencillos, formados por un listel y un caveto.

Se conservaban hasta hace poco los cuatro arcos torales y las pechinas que sostenían el cimborrio con seis vanos en óculo, sobre al que asentaba la cúpula. El revestimiento interior de yeso blanco, no quedan restos de posibles decoraciones. Como vemos, se trataba de un pequeño templo que cumplía con sencillez las normas del Sínodo de 1631 del Arzobispo Aliaga en Valencia.

Montesinos (1) describe con minuciosidad las fiestas que se celebraban el 7 de agosto a las que subía el clero parroquial con cruz alzada y se celebraba gran porrate general y se juntaban más de dos mil personas que llevaban trigo, velas, alhajas de plata, dinero y pollos, obligados a los muchos favores que recibían del Patrón. No hay duda de que el factor económico tuvo gran responsabilidad en los hechos que se han referido.» (3)

La ermita, en un estado ruinoso, sería restaurada. Las obras, cuyo coste ascendió a 132.443 € (3) finalizaron en los primeros meses de 2009. El resultado de esta restauración ha sido reprobado por algunos críticos, ya que desvirtúa en gran medida la estética original de la ermita.

(para no faltar a la atradición añado yo)

(1) Joseph Montesinos Pérez Martínez de Orumbella. Descripción Histórico Política y Geográfica del Ilustre Obispado de Orihuela. 1794-1798.

(2) Vicente Gonzálvez Pérez. El santuario de San Cayetano. Revista Semana Santa Crevillente. 1968.

(3) Ramón Candelas Orgilés. Las ermitas de la provincia de Alicante. Alicante, 2004.

(4) Diario Información, edición de 15/02/2009.

EL 7 D´AGOST, SANT GAITANO (tomado de morosicristianscrevillent.com)

Por lo que respecta a San Cayetano, considerado como el “Copatrón de la Villa”, es conveniente destacar que Crevillent, fue uno de los primeros pueblos que honró su memoria tras su canonización en 1671. Por aquel año, se encontraba en Roma la Duquesa de Arcos, marquesa de Elche y señora de Crevillent, quien ordenó la construcción de una ermita en los terrenos de la dehesa que poseía en la sierra.

San Cayetano nació en 1480 en el seno de una ilustre familia de la nobleza de Vicenza, Tras doctorarse en Derecho Canónico y Civil, Se ordena sacerdote, basando su ministerio en el Evangelio de San Mateo: “Si Dios, cuida con solicitud amorosa de las aves del cielo y de las flores del campo, con cuanto más cariño cuidará también de cada uno de nosotros, si confiamos en Él “.

Ello le llevó a fundar junto a tres compañeros, la Orden de los Clérigos Regulares Teatinos. Al mismo tiempo, adoptó una opción preferencial por los pobres y necesitados, lo que hizo que un día un familiar le recriminase su modestia al vestir y su trato preferencial con los pobres, a lo que San Cayetano respondió: “Es cierto que somos caballeros de cuna; pero somos cristianos por gracia, También es cierto que nuestra cuna nos obliga a las pompas del mundo, pero nuestro bautismo nos exige no desmentir la humildad del Calvario”.

De acuerdo con estos datos, el profesor Cayetano Mas Galvañ, comenta en uno de sus trabajos: “la ermita y la devoción, caminaron juntas en nuestro pueblo desde su origen, y, habrían sido introducidas nada menos que por la señora feudal de Crevillent”.

Entre canonización y construcción de la ermita transcurrieron unos veinticinco años. El que fuera cronista oficial de la Villa, Anselmo Mas Espinosa, escribía en la revista “Crevillente Semana Santa”: “la devoción a San Cayetano fue creciendo a raíz de librarse la población en 1696 de una plaga de gusanos”.

Veinticinco años transcurrieron entre su canonización e inicio de su devoción entre los crevillentinos. Si tenemos en cuenta que en aquella época no había ni radio, ni televisión ni Internet, la noticia de su canonización se extendió con gran rapidez.

La fiesta fue ganando auge y prestigio no sólo en Crevillent sino en poblaciones limítrofes. Sólo el traslado de las vacaciones estivales de julio a agosto, terminó con una gran feria pero no con una gran devoción,  que a día de hoy sigue muy presente entre los crevillentinos, como lo demuestra el hecho de que cada siete de agosto, a las ocho de la mañana, sea laborable, sábado o domingo,  la Parroquia que lo tiene como titular, resulta insuficiente para acoger a cuantos acuden dejando incluso sus lugares de veraneo,  para participar en la Misa y Procesión, cuyo final se espera con impaciencia para despojar al santo de la alhábega que lo adorna.

Notas:

0.- El plano y la indicación de ruta (foto 1) no se corresponde con lo que hagamos; tiene solo valor orientativo. Algún tramo sí lo hollaremos.

1.-En su 90 aniversario (1925-2015), publicó el libro, visual e interdisciplinar (como ahora se dice), La sierra de Crevillente a precio de coste. No sé si quedarán ejemplaras en la librerías.

2.-En el Hondón de las Nieves hay mercadillo los sábados. Podéis comprar la fruta, si vais bien de tiempo.

3.-Si no nos entretenemos y no terminamos tarde, sugiero tomar algo en el Hondón de los Frailes. Aquellos que sepan inglés podrán practicarlo.

4.-También vale la pena leer algo sobre los abundantes terremotos de esta zona. El último serio (22-11-16) vi cómo se anunciaba con un silencio pánico y el oscurecimiento del cielo (tengo fotos tomadas entre las 16.38 y las 16.54: 23, 24, 25). Estaba en el collado de Catí/Els anuers. Al día siguiente lo oí en radio y leí en prensa.

5.-Como señalamos en la hoja de ruta y se ve en unas fotos, las sendas que bajan desde el collado de S. Gayetano a este espacio natural están siendo muy degradadas por las bicis de montaña, que, ante alguna dificultad, abren variantes. Cuando llegan aguas torrenciales, ya se sabe…Nunca he visto vigilancia en la zona en los muchos días que he andado por allí. Lamentable.

4-Y como marca la tradición, unas notas musicales: además de The hot violinist,

Azam Ali - In Other Worlds

Fuxan Os Ventos - O meu amor e mariñeiro, Nana para un amante

O'CAROLAN – Noviembre

Pianista en Madrid - Julio Mazziotti - Mis Días en Madrid

Runrig-The Mighty Atlantic

The Hot Violinist- Last of the Mohicans Clip

Gilmore & Roberts - Cecilia OFFICIAL VIDEO

Gilmore & Roberts - Scarecrow OFFICIAL VIDEO

The Gathering - Socks In The Frying Pan

CALA – Kân

Calan - Tale of Two Dragons / Chwedl y Ddwy Ddraig

 

The Most Beautiful Pagan Viking song by Eivör - "Trodlabundin"

Catherine Ashcroft & Maurice Dickson (Mochara) - Táimse im' Chodladh/King of the Pipers

'Spanish Ladies' by Dan Webster and Joshua Burnell (Live) Dan Webster and Joshua Burnell performing 'Spanish Ladies' live at Betty's Tea Room in York

Spanish Ladies (British Naval song) COVER Helena Cinto

Clannad_I WIll Find You (Love Theme from Last Of The Mohicans)

Maggie Reilly "Everytime we touch" Subtitulada en español.

Maggie Reilly - Everytime we touch (Official Music Video)

Maggie Reilly - Tears in the rain

Kaleema - Ritual (Video Oficial)

FUEL FANDANGO - Shiny Soul - Live at Reno Studios.

Fuel Fandango - Today

Fuel Fandango - Salvaje (Videoclip Oficial)

 

Y tres temas de grupos folk de Palencia:

-La Bonita – Carrionfolk (vídeo)

-Patas de Peces Promocional

-El Naán 2017 "La danza de las semillas"

 

Por si fueran pocas, pues ahí van más:



-Sing For The Island - Joshua Burnell & band live. Este joven, establecido en York, trabaja infatigablemente en crear una canción para por día del año, agrupadas por estaciones.

.-IALMA au festival Interceltique de Lorient

-Acetre - As Pontes

-HD ACETRE - Alborada de Jarramplás – 2011. Ver en su webb la oferta que han lanzado con motivo de sus 40 años (2016).

 

Dos recortes sobre terremotos

Un terremoto de magnitud 3,1 sacude el Bajo Vinalopó, en Alicante

El epicentro ha tenido lugar al sureste de Hondón de los Frailes, según el Instituto Geográfico Nacional, a unos 10 kilómetros de profundidad

El temblor, que se ha podido notar sensiblemente en varios puntos de la comarca, ha tenido lugar a las 16:28 horas

  • EMILIO J.MARTÍNEZ

  • Elche

  • EFE

  • Alicante

23/11/2016 17:29

Un movimiento sísmico de 3,1 grados en la escala de Richter se ha dejado notar en toda la comarca del Bajo Vinalopó, al sur de la provincia de Alicante.

El temblor, que se ha podido notar sensiblemente en varios puntos de la comarca, ha tenido lugar a las 16:28 horas de este miércoles .

El movimiento sísmico ha tenido lugar a las 16.28 horas con epicentro en el sureste de la población de Hondón de los Frailes y a una profundidad de 11 kilómetros, según la web del Instituto Geográfico Nacional (IGN). Se ha podido sentir en los municipios de Elche, Crevillent, Novelda, Petrer y Albatera.

Fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat han indicado a Efe que se había recibido medio centenar de llamadas en el teléfono 112 de vecinos que manifestaban haber sentido el movimiento sísmico y que no tienen constancia de que se hayan producido daños personales ni materiales.

Por su parte, fuentes de las policías locales de Elche y Crevillent han señalado que en ninguno de estos dos municipios habían recibido a estas horas avisos por daños materiales o personales



PROVINCIA

Hondón de los Frailes registra un terremoto de 3,5 grados sentido en el sur de la provincia

El movimiento sísmico no causó daños materiales, aunque se recibieron más de 177 llamadas en Alicante y Murcia

Principio del formulario

Final del formulario

Miércoles, 22 octubre 2015

L. V.

TERREMOTOS MÁS FUERTES EN LA PROVINCIA

Orihuela, 1482: El 10 de octubre tuvo lugar un seísmo de intensidad nueve.

Orihuela, 1484: Hubo un terremoto de intensidad ocho, aunque no está registrada la fecha.

Guardamar, 1523: Registraron un seísmo de intensidad ocho.

Guadalest: 1544:El 22 de junio, hubo un seísmo de intensidad siete.

Cocentaina, 1547: El 29 de agosto. Intensidad ocho.

Alcoi, 1620 y 1644: Hubo dos seísmos de intensidad ocho.

Orihuela, 1673: El 15 de enero hubo un seísmo de intensidad ocho.

Elche, 1730: Seísmo de escala siete, el 16 de abril.

Rojales, 1746: El 15 de agosto, terremoto de intensidad siete.

Elche, 1787: El 17 de agosto, seísmo de intensidad siete.

Torrevieja, 1828, 1829, 1837 y 1867: Hubo cuatro de intensidad siete y uno de intensidad diez, el de 1829, que fue el más devastador de la historia en la provincia.

Desde entonces: Los terremotos que han tenido lugar en la provincia y alrededores no han superado desde 1867 la magnitud cinco.

En el 2008: Se han producido más de 30 seísmos, de los cuales sólo tres han superado la magnitud tres. Se produjeron en Barxeta (provincia de Valencia), San Miguel de Salinas y, el último, en Los Montesinos, ayer.

El suelo volvió a temblar ayer en la provincia. Esta vez fue en la zona sur, en la localidad de Hondón de los Frailes, donde se registró un terremoto de 3,5 grados de magnitud en la escala de Richter. El movimiento sísmico se produjo ayer por la tarde, a las 16.03 horas, con epicentro en el término municipal de Hondón de los Frailes, al oeste de Crevillente, sin que se registrasen daños personales ni materiales.

El temblor fue sentido en las comarcas del Bajo y del Medio Vinalopó y en toda la Vega Baja, así como en la Región de Murcia, según fuentes de la Generalitat. El terremoto tuvo su epicentro entre Hondón de los Frailes y Crevillent, a 38,27 grados de latitud norte y 0,79 grados de longitud oeste, según datos del Instituto Geográfico Nacional.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat recibió 77 llamadas relacionadas con este seísmo, que se ha sentido en Crevillent, Alicante, Almoradí, Callosa del Segura, Albatera, Elche, Aspe, Novelda, Petrer y Elda, en la provincia de Alicante, y en algunas localidades de Murcia. En concreto, los municipios murcianos donde se notó el temblor fueron Santomera, Murcia, Alcantarilla y Molina de Segura.

El Centro de Coordinación de Emergencias de la Región de Murcia recibió un centenar de llamadas alertando de un movimiento sísmico, aunque en ningún caso se produjeron daños materiales ni humanos.

El último terremoto registrado en la provincia tuvo lugar el 6 de agosto y tuvo una intensidad de 3,4 grados en la escala Richter, con epicentro en la localidad de Algorfa. Los vecinos de varias localidades de la Vega Baja sintieron con claridad el temblor al registrarse de noche, por lo que se vivieron momentos de pánico, aunque no se produjeron daños materiales ni personales.

Pues nos vemos.

Manolo Bores



 





 



 



Última actualización el Domingo, 19 de Noviembre de 2017 17:06  

the hot violinist

Acceder

Antología con música



¿Quién hay en línea?

Tenemos 27 invitados conectado(s)

Banner